tipos de implantes

¿Qué tipos de implantes hay?

Entre los problemas orales más comunes que se ven en las clínicas dentales está el de la ausencia de un diente. En el mercado hay varias opciones disponibles para sustituir una o varias piezas dentales. Quienes se deciden que los implantes son el tratamiento más adecuado para su caso seguramente no sepan que hay más de un tipo para poder adaptarse a cada caso. Vamos a contarte todo lo que necesitas saber sobre ellos y cómo te benefician los implantes sMyOne. También tenemos un post dedicado que habla sobre el precio de un implante dental.

¿Qué tipos de implantes existen? 

Los implantes dentales se dividen en tres tipos: 

Implantes endo-óseos:

Son los que se utilizan con mayor frecuencia para solucionar los casos de ausencias dentarias. Por lo general están fabricados en titanio que es el material biocompatible que menos alergias dan. Esto no quiere decir que no se de en algunos casos, motivo por el que existen como alternativa los implantes de dióxido de circonio. sMyOne está fabricado en titanio, y como sucede con todos los implantes endo-óseos, es necesario tener suficiente hueso para poder colocarlo, de lo contrario se necesitará un injerto. 

Los implantes son solo la parte metálica que se coloca en el hueso para que ejerza la función de raíz. Para simular a un diente real se acompaña con dos piezas más. Por un lado, está el pilar, que está justo encima de la encía y se atornilla sobre el implante para poder servir de base a la corona. Este último elemento es la parte visible y simula la corona real de un diente. 

Implantes subperiósticos:

Este tipo de implante ya no se usa tanto como hace unos años, pero muchos odontólogos siguen usándolo en pacientes que ya no tiene mucho hueso. Los implantes subperiósticos son una estructura de metal que tiene la misma forma que el hueso mandibular, ya que va colocado sobre él. Por tanto, no va integrado en el hueso, solo superpuesto. 

Implantes cigomáticos:

Cuando es evidente para el dentista que el injerto de hueso no tendrá éxito es en los casos usa este tipo de implantes. Los implantes cigomáticos solo se usan en pacientes que llevan mucho tiempo siendo edéntulos (es decir, que no tienen dientes) y por tanto han perdido mucha masa ósea maxilar. Los implantes cigomáticos tienen que ser colocados en el pómulo por este motivo. 

¿Cómo se coloca un implante endo-óseo? 

La cirugía para la colocación de un implante tendrá mayor o menor duración dependiendo de la técnica empleada, aunque no es el único factor determinante. También influye si se tienen que colocar una o varias piezas. Los implantes sMyOne se planifican digitalmente y se simula la cirugía antes de la intervención para ver dónde se debe colocar el implante. Esto junto con la fabricación de la guía quirúrgica que indica el punto exacto de la incisión, reduce considerablemente el tiempo comparado con una intervención normal. 

Tras la realización de la cirugía el implante debe integrarse con el hueso, es lo que se conoce como osteointegración. Es un proceso que dura varios meses, normalmente entre dos y seis meses. Los primeros días después de la intervención son delicados y hay que seguir una serie de pautas. La planificación digital de los implantes sMyOne hace que el postoperatorio sea mucho más corto al usar una técnica menos invasiva. 

¿Cuánto duran los implantes? 

Al igual que sucede con los dientes naturales, la duración de un implante depende de la higiene oral que tengas. Por eso es muy importante que laves tus dientes varias veces al día y visites a tu dentista de vez en cuando para hacerte revisiones y limpiezas dentales. Que tu implante tenga éxito durante muchos años también está relacionado con ciertos hábitos como fumar o beber alcohol, hábitos que perjudican a las encías y en consecuencia a tu implante. 

Es fundamental visitar tu odontólogo periódicamente para que te ayude a prevenir infecciones orales que puedan afectar a tu implante como sucede en los casos de mucositis (infección de los tejidos blandos que rodean al diente o implante) y periimplantitis (inflamación de la masa ósea donde se coloca el implante). Ambos problemas suponen un gran riesgo para tu implante. 

Si todo lo comentado anteriormente y respuestas las pautas que te de tu dentista para el postoperatorio para evitar el rechazo del implante, este debería durar en torno a 25 años. 

Ventajas de los implantes sMyOne 

  • Tratamiento predecible. La planificación digital permite reproducir la cirugía antes de realizarla en la boca del paciente y determinar el punto exacto en el que hay que colocar el implante. Así se pueden evitar muchas complicaciones. 
  • Mayor seguridad. El uso de la guía quirúrgica durante la intervención hace que el tratamiento sea exacto y preciso, ya que marca el lugar concreto en el que hay que colocar el implante, reduciendo el margen de error. 
  • Menor tiempo de intervención. Se disminuye el tiempo de la cirugía al no tener que abrir la encía del paciente. Con la guía quirúrgica solo hay que introducir la fresa que abrirá el camino para colocar el implante. 
  • Postoperatorio corto. Al no tener que hacer una gran incisión para colocar el implante, la recuperación es más corta y sencilla.